Candidatura

Candidatura
Miembros de la candatura de IU Don Benito

miércoles, 8 de junio de 2016

¡Qué puede cambiar un PSOE con Jordi Sevilla dirigiendo su propuesta económica!

El expresidente de Extremadura Juan Carlos Rguez. Ibarra cree que el PSOE "está sin pulso" y que, si no gana el 26J, debería "no pactar con nadie [...] Si de mí dependiera lo diríamos antes de las elecciones". Dice Ibarra que "entre votar a Julio Anguita y Pablo Iglesias o votar a Rajoy" prefiere no decir qué elegiría. ¿También criticarán ahora a Ibarra -diarios regionales incluidos- todos los que criticaron a Pedro Escobar por no elegir entre Fernández Vara y Monago? Ibarra firmó junto a otros históricos del PSOE como José Luis Corcuera, Joaquín Leguina y Carlos Solchaga un documento de rechazo a gobernar con Podemos.

Como una razón del "deterioro" del PSOE, cita Ibarra la falta de "apoyo incondicional, pase lo que pase el 26 de junio" de los dirigentes territoriales al secretario general: cuando Pedro Sánchez comparte actos con Susana Díaz "nadie se cree que ella le dé el apoyo, todo el mundo piensa que es para disimular", y eso lleva a Sánchez a hacer lo posible "por parecer que va a gobernar, porque si demuestra que no puede gobernar le echan"; una presidenta andaluza -dice Vicenç Navarro en publico.es- que acusó a Podemos "de haberse presentado en un denunciable ejercicio de camuflaje como la nueva socialdemocracia, subrayando que el socialdemócrata de verdad es el PSOE".

La socialdemocracia alcanzó "su máximo desarrollo en los países escandinavos, que fueron gobernados durante la mayor parte del periodo 1945-1990 por partidos socialdemócratas aliados con partidos comunistas y/o verdes y/o agrarios. Quisiera acentuar que el motor de tal proyecto siempre fue el de desarrollar una sociedad en la que se distribuyeran los recursos según el principio de 'a cada persona según su necesidad, y de cada persona según su habilidad y capacidad', necesidad y habilidad definidas democráticamente.

[...] dentro del PSOE fue la victoria de los liberales, liderados en parte por Jordi Sevilla [...] Hoy dirige el equipo económico del Sr. Pedro Sánchez. En su respuesta a la Gran Recesión el PSOE dejó definitivamente de ser socialdemócrata, y antepuso el proyecto liberal al proyecto socialdemócrata. Ello era fruto y consecuencia del maridaje entre el aparato del PSOE y el establishment financiero-económico. [...] el gran retroceso electoral de la socialdemocracia en España y en Europa se debe precisamente a la adaptación al neoliberalismo por parte de tales aparatos. El último caso es lo que está sucediendo en Francia.

[...] el libro 'Hay alternativas. Propuestas para crear empleo y bienestar social en España' (escrito por Juan Torres, Alberto Garzón y yo mismo) [...] mostraba, por ejemplo, que Zapatero congeló las pensiones cuando podría haber conseguido más dinero manteniendo el impuesto de patrimonio o anulando la rebaja del de sucesiones, o que Rajoy podía haber revertido la bajada del impuesto de sociedades de las empresas que facturaban 150 millones de euros al año y que representaban menos del 0,12% de todas las empresas, consiguiendo con ello casi el mismo dinero que el que consiguió recortando 6.000 millones de euros de la sanidad pública. Se habrían evitado los recortes si hubieran seguido las alternativas que nosotros sugeríamos. Estos datos, fácilmente entendibles, mostraban claramente la falsedad del argumento de que no había alternativas [...] Se mostraba así que el PSOE había dejado de ser socialdemócrata. Y es ahí donde el maridaje entre el aparato del partido y los lobbies financieros y económicos apareció en toda su crudeza, en la aplicación de las políticas de austeridad y de reforma laboral que inició el gobierno del PSOE, y que más tarde el gobierno del PP continuó y expandió. Hacía falta una nueva fuerza política basada en el rechazo a tales políticas, y que recuperara el proyecto de establecer una sociedad más justa y más solidaria que había sido abandonado por el PSOE [...] Referirse a tal propuesta como bolivariana, utópica, irrealizable, y otros epítetos, define más al que insulta que al insultado. Es absurdo, demagógico y profundamente deshonesto. Ellos lo saben, y deberían avergonzarse de tanto insulto [...]

Habiendo demonizado a Pablo Iglesias, ahora la estrategia del PSOE es centrarse en Pablo Iglesias como el responsable directo de que Rajoy continúe en el gobierno", cuando, quizás, el culpable sea el pensamiento de Ibarra que se ha mencionado más arriba, tan extendido entre el aparato del PSOE.

No hay comentarios: